Historia

Anterior edificación del Liceo.

En el segundo semestre de 1981, comienza a tomar fuerza en la comuna de Pitrufquén, la idea de crear en esta ciudad un establecimiento educacional capaz de impartir formación técnica de calidad a jóvenes estudiantes del sector y alrededores, que les permitiera incrementar y mejorar sus posibilidades de acceso al mundo laboral.

Autoridades, apoderados y vecinos son sumados rápidamente al proyecto educacional, lográndose gracias a su apoyo la pronta obtención del Decreto Cooperador, documento que dio base legal al nuevo establecimiento. Posteriormente en agosto de 1983, por decreto N° 816, este pasó a denominarse oficialmente como Liceo Industrial Particular Pitrufquén.

Nuevas Instalaciones del
Establecimiento con 3 niveles.

Bajo la asesoría de directivos del Liceo Politécnico Pueblo Nuevo de Temuco más profesores de diversos establecimientos de Pitrufquén, se inicia en marzo de 1982, en dependencias de un conocido club deportivo de Pitrufquén.- las clases que a esa fecha comprometían a 135 alumnos repartidos en tres cursos de Primero medio y uno de Segundo medio. En principio, la oferta educacional se dividió en formación Científico Humanista para los dos primeros niveles y a partir del tercero, la opción por dos especialidades: Mecánica de combustión interna y automotriz e Instalaciones eléctricas de baja y alta tensión.

Clases en antiguas dependencias del Liceo.

Clases en antiguas
dependencias del Liceo.

En 1985, el Liceo marca otro hito en su historia al suscribirse a la Federación de Instituciones de Educación Particular Técnica (FIDE), organismo especializado en Enseñanza Media Técnico Profesional, con gran prestigio a nivel nacional e internacional, regido por principios cristiano católicos, del que hasta hoy recibe asesoría para
dirigir el Establecimiento.

El progresivo aumento en el número de matrículas, -que en 1989 ya sumaba 450 alumnos- conllevó también que los estudiantes y apoderados solicitaran al Liceo diversificar y extender la oferta educativa. Asumiendo este desafío la directiva de entonces gestionó aquel mismo año ante el Ministerio de Educación la entrega de una nueva resolución (Exenta 483 del 07 de julio de 1989) que facultó al establecimiento sumar especialidades y de paso cambiar su denominación de Liceo Industrial a Liceo Politécnico Pitrufquén, nombre que mantiene hasta hoy.

Logo de la Institución
Usado durante varios años.

En 1991, el Liceo Politécnico comenzó a ser administrado por un mayoritario grupo de docentes que cumplían funciones pedagógicas en este desde hacía muchos años. El establecimiento, actualmente a cargo de la razón social SOCIEDAD EDUCACIONAL PITRUFQUEN Ltda. y con su lema “Una Alternativa con Futuro” ha elevado su matrícula a más de 700 alumnos distribuidos en 18 cursos a los que se imparte Enseñanza Técnico Profesional en las especialidades: Mecánica Automotriz, Electrónica, Contabilidad y Atención de Enfermos.

Hoy, el Liceo Politécnico de Pitrufquén ofrece a la comunidad sus servicios educacionales bajo el alero de un moderno edificio con capacidad para atender a más de 800 estudiantes y en cuyo interior el futuro alumno podrá encontrar talleres, laboratorios, biblioteca, comedores y sala de computación. Además, el Liceo cuenta con dos internados dispuestos especialmente para jóvenes provenientes de sectores rurales, que presenten problemas de movilización.

Hall Principal